Diego Rivera y su amor por los animales Pt. 1Diego Rivera y su amor por los animales Pt. 1

Diego Rivera (1886-1957) es, sin lugar a dudas, el pintor mexicano más famoso en todo el mundo. Y aunque su obra de caballete es en verdad extraordinaria, son sus maravillosos murales los que se ubican en el plano de la excelsitud. 

Después de haber estudiado tanto en el país como en el extranjero, Rivera encabezó en México un incontenible y vanguardista movimiento artístico al que se sumaron otros muchos artistas e intelectuales de la época. El principal rasgo de esta corriente cultural era un orgulloso y feroz nacionalismo, que exaltaba todo lo mexicano y muy particularmente su herencia indígena. 

Su labor artística y amor por los animales

Por otro lado, se esmeró en plasmar en varios de sus murales la historia de México, privilegiando siempre a las culturas prehispánicas que se desarrollaron en el territorio nacional, pues él mismo era un profundo admirador y estudioso de los pueblos prístinos mexicanos, de sus descendientes y de su legado cultural.

Al margen de la magnífica labor artística y de la apabullante personalidad de Diego Rivera, queda claro que era un gran amante de los animales, pero en particular de los perros, pues llegó a tener varios ejemplares y se retrató repetidas veces con ellos, especialmente con sus xoloitzcuintles, pues al tratarse de una raza de origen prehispánico, el artista se interesó muchísimo en estos canes y adquirió varios de estos fascinantes animales.

Diego fue un ávido coleccionista de arte precolombino y al mismo tiempo que convivía con sus amados perros, fue acumulando una buena cantidad de piezas que representaban a estos carnívoros. Su amor por ellos se hace aún más patente por el hecho de que los incluyó en varias de sus obras y en algunos de sus más logrados trabajos.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA