¿El gato es estrictamente carnívoro?

Efectivamente, es considerado como tal por tratarse de un depredador natural. Su anatomía está adaptada a la dieta del carnívoro y muestra varios aspectos de interés, ya que tiene todas las características del cazador: orejas verticales, dirigidas hacia delante; dentadura adaptada para el corte y desgarre (no para masticar o moler alimentos), así como también cuenta con caninos (colmillos) especializados para el corte, pero tiene menos molares y premolares que los perros; sus ojos se encuentran al frente del rostro y sus garras son retráctiles; sus movimientos son sutiles para no ser percibido por sus víctimas; además su musculatura es perfecta para poder llegar hasta su presa en un santiamén.

Pero estas propiedades inherentes a todos los felinos no se reducen sólo a aspectos anatómicos y de comportamiento, sino que también está involucrada una serie de procesos fisiológicos y metabólicos que ocurren en su interior, los cuales le permiten digerir adecuadamente los tejidos  animales y lo incapacitan para procesar cantidades mayores de productos de origen vegetal.

Entonces, por más que se quisiera intentar, nunca se podría conseguir que un minino se convierta en vegetariano y mucho menos, en vegano. Y hacerlo a la fuerza implica someterlo a condiciones que no sólo ponen en peligro su idiosincrasia, sino también su vida.