Gatos, ¿moda pasajera?

Podría parecer que esta fijación por los gatos es sólo una moda del siglo XXI, pues es bien sabido que los mininos nunca han sido las mascotas más populares (quizá por su fama de esquivos, así como algunos mitos sin fundamento), pero internet ha sido una fuente importante de proliferación gatuna, desde los simpáticos videos hasta la moda de los cafés de gatos. Actualmente hay de todo, sin embargo, a lo largo de la historia, han recibido tanta atención que es imposible pensar es sólo una fiebre temporal. 

Por ejemplo, en la década de 1870 el fotógrafo Harry Pointer, originario de Brighton, se hizo popular por las fotografías de sus mascotas felinas, a las cuales retrataba en acciones cotidianas, como bebiendo leche o descansando en una canasta. Al poco tiempo percibió el potencial de su trabajo y comenzó a colocarlas en ambientes llamativos e incluso agregar pequeños mensajes en las imágenes, convirtiéndolas en perfectas tarjetas de felicitación.

En Asia, por su parte, el gato ha sido la representación de la buena suerte desde hace varios siglos. ¿Conoces el llamado maneki neko? Es el típico gatito que mueve su brazo, la creencia popular dice que esto atrae la buena suerte, pero el origen de esta idea viene de años atrás. Es una leyenda común, con varias versionas, pero en todas se habla de un viajero perdido en medio de una tormenta de nieve que a lo lejos vio un gato que lo llama. Al seguir su rastro llegó a un templo que sirvió de refugio para el pobre hombre. ¿Conocías esta historia?