Guy, el nuevo perro de la familia real

Como hemos dicho cientos de veces, el abandono de mascotas es un problema real que se vive en todo el mundo y que provoca que miles de animales de compañía vaguen por las calles intentando sobrevivir al hambre o las inclemencias del clima.

Claro que también existen perros suertudos que por un revés del destino encuentran a un dueño cariñoso y dispuesto a ofrecer todas las comodidades necesarias para su bienestar… incluso hacerlos parte de la realeza.

Ese fue el caso de Guy, el perro de la recién nombrada duquesa de Sussex y esposa del príncipe Harry, Meghan Markle, y que ahora formará parte de la mismísima corte inglesa.

Claro que llegar hasta este punto no fue fácil para el can. Según algunos diarios internacionales, Guy permaneció mucho tiempo en un refugio estadounidense después de perderse por algún tiempo en uno de los bosques de Kentucky.

De hecho, algunos informes detallan que el can de 11 kilos estuvo a punto de ser sacrificado hasta que la asociación Dog’s Dream Rescue intervino y organizó una cadena humana de conductores voluntarios que llevaran a Guy a Canadá para buscar dueño.

Resulta que al llegar a Canadá, la ahora duquesa lo vio entre varios perros abandonados e inmediatamente quiso llevárselo a casa, incluso cuando los rescatistas insistían en que ella se llevara a otro perro.

En la actualidad Meghan siente un gran amor por Guy (ahora perro de la familia real británica) y esto lo demuestra diariamente en los cuidados que le ofrece.

¡Un fuerte saludo a este perro real!

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA