¿Cuál es el origen del perro Salchicha (Teckel)?

Seguramente alguna vez hemos visto un hermoso y simpático Dachshund, palabra alemana que significa “perro tejonero” o “perro tejón”, y nos enamoramos de su figura, de su porte y su curioso andar.

Este pequeño can es conocido de manera popular como “perro salchicha”. No sorprende saber que se encuentra entre las 15 razas más populares en el mundo, de acuerdo con el ranking del American Kennel Club (AKC, organización canófila de los Estados Unidos). Existen distintas variedades, con peculiaridades en el pelaje, tamaño, e incluso diferentes colores.

¿Cómo surge?

Estos sabuesos descienden de perros alemanes conocidos como Deutsche Bracken, perros dedicados a excavar. Después de un tiempo los fueron mezclando con perros pequeños de tipo Terrier, dando lugar al Teckel. De sus predecesores, que también eran llamados perros-tejón, heredaron el gusto y la facilidad por la cacería de tejones. Originalmente el Dachshund no sólo se usaba para abatir animales pequeños, también era utilizado para atacar jabalíes y zorros o seguían el rastro de los ciervos heridos. Gracias a su increíble olfato y su habilidad para cavar, son conocidos como excelentes cazadores.

Según la Fédération Cynologique Internationale (FCI) existen tres tallas: estándar, miniatura y toy, aunque para el AKC sólo hay dos reconocidas: estándar y miniatura. Esta raza cuenta con tres variadades de pelaje: corto, largo y duro, contando además con una gran variedad de tonalidades.