¿De qué se enferman los Dachshund?

Los Dachshund, o perros salchicha, como son conocidos popularmente, son propensos a diversas enfermedades, aquí hablaremos de algunas de ellas:

Hipotiroidismo: enfermedad de la glándula de la tiroides en donde no produce una cantidad adecuada de hormonas tiroideas (encargadas del metabolismo de todo el organismo); esta patología es común en pacientes de edad avanzada y dentro de los signos clínicos comunes están: problemas dermatológicos recurrentes como piodermas (infecciones de la piel) y otitis (inflamación e infección en los oídos), pérdida de pelo, principalmente en la región de los flancos y cola, así como pelo seco y seborrea generalizada (descamación o “caspa”).

También son perros que tienden a la obesidad y muestran un comportamiento apático. Incluso todo ejemplar que presente sobrepeso u obesidad debe considerarse sospechoso hasta que no se demuestre lo contrario mediante pruebas de laboratorio. Y en caso de que presente esta enfermedad, deberá administrarse un sustituto de la hormona tiroidea de por vida para poder revertir los signos descritos.

Urolitiasis: es una afección de las vías urinarias que consiste en la acumulación de sedimento que, dependiendo del tamaño, se puede denominar como cristales (si son de tamaño microscópico) o urolitos (en caso de ser de tamaño macroscópico). Los urolitos pueden formarse en cualquier parte del tracto urinario, pero es más común que se encuentren en la vejiga. Los tipos más comunes de urolitos son los de estruvita, el oxalato de calcio, el urato de amonio y la cistina, siendo más comunes en el Dachshund estos últimos.

Dentro de los signos clínicos que podemos apreciar son disuria (dificultad para orinar), hematuria (orina con presencia de sangre), estranguria (dolor al orinar), entre otros. El diagnóstico definitivo se realiza mediante estudios de laboratorio e imagen como radiografías o ultrasonido y su manejo puede ser con cirugía y dieta.

Enfermedad periodontal: se trata del padecimiento dental más común de los perros y afecta a muchos desde edad temprana, en promedio a partir de los dos años. Se trata de la acumulación de placa, sarro e incluso cálculos dentales, presentando halitosis (mal aliento), gingivitis (inflamación de encías), incluso pérdida de piezas dentales así como infecciones graves en la boca que pueden llegar a afectar el tracto respiratorio, hígado, riñones o corazón.

Puede prevenirse disminuyendo el consumo de dietas blandas e incrementando el cuidado rutinario en casa (cepillado de dientes al menos una vez al día), así como la realización de profilaxis dentales por el Médico Veterinario después de la realización de pruebas de laboratorio preanestésicas, ya que este procedimiento se realiza bajo anestesia total al realizar la limpieza con ultrasonido.

 

El Dachshund tiene predisposición a enfermedades de gran relevancia, sin embargo, nunca debes de perder de vista que todos los perros y gatos requieren de cuidados, sea cual sea la raza. Y muchas de esas afecciones pueden diagnosticarse en etapas tempranas y es ahí donde entras en juego al hacerte cargo de las revisiones periódicas al llevarlo con el Médico Veterinario, así como realizarle estudios de laboratorio rutinarios al menos una vez al año, para así ayudar a que tu amigo “salchicha” tenga una vida más larga y sana.