¿Es lo mismo alimentar que nutrir?

Aunque parezca que ambos términos se refieren a la misma cosa, la cosa no es tan sencilla. Por eso haremos una revisión a estos términos, de esa forma tendrás una mayor perspectiva. En esta primera parte nos concentraremos en lo que el concepto de alimentación abarca.

La alimentación

Se refiere al proceso de ingerir alimento con el objetivo de recibir los nutrientes necesarios para sobrevivir, los cuales posteriormente se transforman en energía. Por tanto, la alimentación es una de las actividades y procesos más esenciales de los seres vivos, ya que está directamente relacionada con la supervivencia.

Por otra parte, se va a relacionar de manera estrecha con el proceso de digestión. Este proceso inicia desde el momento que el alimento se encuentra en la boca, en donde al masticar se disminuye el tamaño de cada elemento, el cual es mezclado con saliva, una sustancia que no sólo lo humidifica, sino que contiene enzimas digestivas, que son las encargadas de permitir que en la siguiente etapa sean absorbidos los nutrientes.

Después de ese primer procesamiento, esa comida pasa a través del esófago para llegar al estómago, en donde se sigue degradando por medio de los jugos gástricos, que son los encargados de ayudar a hacer cada vez más pequeñas las partículas, llamándose ahora bolo alimenticio. Éste se dirigirá al intestino delgado donde, con ayuda de la bilis producida por el hígado y otro grupo de enzimas producidas por el páncreas, va a provocar que estas partículas sean asimiladas por esta sección del aparato digestivo a través de las vellosidades intestinales.

Al terminar de pasar por esta sección, los residuos del alimento transitan hacia el intestino grueso, iniciando su paso por el ciego (que es la unión al intestino delgado) y siguen al colon, que es la porción en donde se van a absorber electrolitos y agua, para al final, lo que quede, ser eliminado. 

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA