¿Es lo mismo alimentar que nutrir?

En la primera parte de este texto revisamos lo que el concepto de alimentación abarca, en esta ocasión ahondaremos en lo que significa nutrir.

La nutrición

Ahora bien, la nutrición se refiere al proceso de ingestión, procesamiento, asimilación, transformación, síntesis de tejido y productos de excreción. Se va a desarrollar dentro del proceso de digestión que ya describimos, pero en este caso vamos a referirnos a la actividad que realizan las células del aparato digestivo para poder obtener los componentes (llamados nutrientes), que darán energía a todas las células del cuerpo.

Los nutrientes se encuentran divididos en los siguientes grupos generales: azúcares o carbohidratos, proteínas y grasas. También se van a encontrar dentro del metabolismo algunos complementos como son el agua, los minerales y las vitaminas, que más bien son una ayuda para realizar las funciones metabólicas.

El proceso para la obtención de los nutrientes inicia, como se describió en la alimentación, desde la boca. En la saliva se encuentran enzimas digestivas como la amilasa, que se va a encargar de digerir los azúcares (cabe mencionar que forma parte de los nutrientes que más fácilmente van a aportar energía al organismo). Posteriormente en el estómago, junto con el jugo gástrico que contiene ácido clorhídrico y otra enzima llamada pepsina, se encargarán de digerir las proteínas que van a ayudar al mantenimiento de los tejidos formando células nuevas.

Por su parte, en el intestino delgado se va a liberar bilis por parte del hígado, la cual va a ayudar a modificar la forma de las moléculas de grasas para que puedan después ser absorbidas y se obtenga de ellas energía; hay que destacar que las grasas son los nutrientes que mayor cantidad de energía aportarán en la dieta.

Y también se va a liberar por medio del páncreas otro grupo de jugos que incluyen enzimas que van a ayudar a tener una mejor absorción de nutrientes al catalizarlos. Estas enzimas son: proteasas para las proteínas; amilasa, que va a degradar almidones en carbohidratos; lipasas, para degradar las grasas; y nucleasas, para las partículas más pequeñas que son el ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico), relacionadas con la información genética.

Pero volviendo al punto, ya que los nutrientes son absorbidos desde el intestino hacia la circulación sanguínea, van a ser ingresados a las células y dentro de ellas se va a seguir otro proceso, un tanto complejo, para la obtención de la energía dentro de ellas. A estos procesos se les llaman ciclos biológicos, siendo el más común el ciclo de Krebs; éste se realiza en una estructura llamada mitocondria, la cual es como si fuera el aparato respiratorio de las células. Es justo ahí donde se produce la energía, que de forma molecular se le llama ATP (trifosfato de adenosina).

Podemos resumir que la alimentación se lleva a cabo en las diferentes áreas del aparato digestivo, mientras que la nutrición se realiza en las células que se encuentran en cada una de esas porciones anatómicas. Finalmente, perros y gatos desarrollan la nutrición heterótrofa, esto es, que toman los nutrientes a partir de otras fuentes de origen animal y vegetal. Y para lograr un adecuado equilibrio, lo mejor es seguir las indicaciones del Médico Veterinario.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA