Dueños descubren mascotas exóticas

Cuántas veces no hemos escuchado historias de dueños que decidieron adoptar una mascota con determinadas características y al final resultaron “estafados” por su compra, realizada en muchas ocasiones de manera ilegal e irresponsable.

Pues aquí te contamos tres historias más que recientemente están surcando las redes sociales:

Un peso pesado

Comencemos con la historia de Steve Jenkins y su esposo Derek Walter, una pareja de Canadá que hace algunos años decidió adoptar una cerdita supuestamente de la raza “minipig”, que al pasar de los años pasó del kilo y medio de peso a nada más que 300 kilos.

Los dueños sorprendidos por la estafa decidieron conservar a Esther, como terminaron llamándola, y volverse veganos, entendiendo la gran alegría que este tipo de animales puede dar a la vida de un humano.

A continuación algunas fotos de la peculiar cerdita:

Zorro encerrado

Otro de estos curiosos caso fue el ocurrido a una mujer china identificada como la “Señora Wang”, que compró en una tienda de mascota lo que parecía ser un perro Spitz Japonés pero que poco después descubrió que se trataba de un zorro blanco.

La mujer se dio cuenta del error de la tienda al notar que su perro no ladraba, tenía el pelo inusualmente grueso y se negaba a comer alimento para perro.

Muy triste, la mujer tuvo que entregar a su amigo, después de tres meses de convivencia, a un zoológico para que pudiera recibir los cuidados que merecía.

Aquí las fotos del zorrito:

Oso por perro

Parece que a las personas procedentes de China no se les da muy bien identificar animales, resulta que medios internacionales dieron a conocer que una familia adoptó un supuesto cachorro de Mastín que al pasar los meses resultó ser un Oso Negro.

Al darse cuenta de la situación, los dueños de este animal en peligro de extinción decidieron llevarlo ante la policía federal de su localidad para trasladar a su amigo a un centro de vida silvestre que protege a su especie.

Pese a lo que se pueda pensar del caso, las autoridades reportaron que el oso se encontraba en excelentes condiciones, sin ningún problema de salud ni lesiones de ningún tipo, aunque eso sí, se sabe que ahora extraña mucho a sus dueños.