Dieta comercial ¿es buena opción?

Cuando se trata de alimentar a nuestra mascota es importante pensar bien nuestra decisión y estar bien informados, pues los mitos que rodean algunos alimentos podrían desviarnos de la mejor decisión, por eso aquí haremos una reflexión sobre la conveniencia de dietas comerciales o la necesidad de encontrar alimentos naturales.

Dietas comerciales

Probablemente nos desconcierte saber esto: las dietas comerciales de buena calidad no son para nada dañinas para nuestro perro o gato, mucho menos lo predisponen a padecer enfermedades como cáncer, cardiopatías, daño renal o ninguna otra. Es cierto que se elaboran con grandes cantidades de subproductos de la industria avícola, pero ni eso, ni el hecho de que se suplementen con aminoácidos o vitaminas sintéticas han demostrado ser factores de riesgo: estudios científicos serios lo corroboran.

Además, es muy importante tener en cuenta que los padecimientos cardiacos, metabólicos, alérgicos o cancerosos pueden tener distintos orígenes y no necesariamente incidiremos en ellos cambiando el tipo de alimentación.  

En cambio, si queremos alimentar a nuestro animal de compañía con una dieta más natural, hagámoslo por el gusto de usar ingredientes naturales, pero no con la creencia de que sólo con eso será más sano o así evitaremos que enferme, pues una dieta balanceada o natural no significan, por si solos, más salud, hay muchos factores que debemos considerar. Si vamos a darle carne, asegurémonos de retirar los huesos, cocerla bien y procuremos mantener una buena higiene personal mientras la manipulamos. Los vegetales deben estar bien lavados, de preferencia cocidos; algunos de ellos deben evitarse, como la cebolla, el ajo o las uvas.

La recomendación más importante es que esa dieta natural esté bien balanceada y atienda a las necesidades nutricionales de la mascota. Hay que acudir con el veterinario: él dará la mejor recomendación al respecto.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA