La triste historia de un perro discriminado

Beaux Tox es un Golden Retriever famoso en las redes sociales por su peculiar aspecto y su triste historia de discriminación y abandono. Y es que resulta que que este cachorro nació con una deformidad facial que lo hizo ciego y sordo, razón por la que sus criadores lo regalaron a una persona sin experiencia con este tipo de animales.

Al contrario de lo que los ellos pensaban, Beaux fue maltratado por su nuevo dueño, que pensaba que el aspecto físico del perro “asustaría a sus gatos”, por lo que no le permitió vivir dentro de la casa y lo obligó a pasar la mayor parte del día bajo el rayo del sol.

Estas malas condiciones terminaron por enfermar al cachorro al grado de que comenzó a sufrir de desnutrición, parásitos y una evidente tristeza al no tener ninguna muestra de afecto.

Claro que no todo estaba perdido para Beaux, por suerte para él, un día como cualquier otro un joven lo vio mientras iba a la escuela y decidió subir una fotografía del can para que otras personas pudieran rescatarlo y darle las atenciones que merecía.

Fue así como apareció Jamie Huilt en la historia. Una rescatista que en cuanto supo de las pésimas condiciones del animal, fue a casa de su dueño para pedirle que le permitiera adoptarlo para llevarlo al Médico Veterinario.

Después de que los médico atendieran a Beaux, Jamie se llevó al perro a casa para presentarle a su nuevo hermano Riley, otro golden rescatado con el que pasa horas de diversión corriendo por el jardín.

Aquí algunas fotos de Baux:

¿Qué piensas de esta increíble historia?

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA