QUIZ: ¿Estoy listo para tener un gato?

Para estar seguro que es buena idea adoptar un felino y no se trata sólo un impulso, debes responder varias cuestiones, sobre todo si quieres tener un minino muy sano y contento.  

Así que pon atención: si eres capaz de contestar a las siguientes preguntas de manera afirmativa, te aseguramos que estarás un paso más cerca de adquirir un gato de forma responsable.

 

  • ¿Puedo hacerme cargo económicamente?

Debes disponer de recursos económicos para solventar su alimentación, servicios médicos, emergencias por accidentes o enfermedades, arena, rascadores, juguetes, entre muchas otras cosas.

  • ¿Tengo tiempo para dar amor y cuidados?

Checa tus horarios de trabajo y vida social para verificar que realmente tienes el tiempo para cuidar a tu compañero felino. Considera también otras actividades que requieran que te ausentes de casa, como viajes o vacaciones, para lo cual puedas necesitar de alguien confiable o contratar los servicios de un profesional para que cuide de tu gato mientras no estás.

  • ¿Puedo tener un gato en casa?

Esto parece obvio, pero en realidad no lo es: necesitas considerar, por ejemplo, si el espacio es propio o rentado, puesto que en algunos lugares en el contrato se encuentra especificado que no aceptan mascotas.

Otro punto a considerar es si el lugar es seguro para que el gato pueda salir, es decir, si en algún momento tendrá que convivir con otros mininos, animales en situación de calle con los que podría pelear, salir lastimado o adquirir enfermedades infecciosas.

Si hay más personas en casa, es muy importante que todos en la familia estén de acuerdo con la llegada del nuevo integrante; si hay niños, se debe considerar que la convivencia debe realizarse siempre de forma supervisada, enseñándoles cómo acariciarlo sin molestarlo, además a tener contacto sólo cuando el felino lo permita y siempre de forma respetuosa.  

  • ¿Qué características busco?

Hay gente que quiere tener un gato juguetón, mientras otras prefieren uno que sea más cariñoso, o también serio o reservado. Cuando te acerques a alguna persona o asociación que tenga mininos en adopción, pide orientación sobre la “gatonalidad” de cada uno, de tal forma que sepas si alguno tiene el carácter que estás buscando.

En cuanto a las características físicas, si te interesa algún color o raza en particular, investiga los cuidados que la deben acompañar. Por ejemplo, los gatos de pelo largo, como el Persa, requieren cepillado diario, en tanto que los gatos blancos, no deben tomar baños de sol prolongados.

¿Tienes lo que se necesita para ser el mejor dueño?