¿De qué se enferman los Maltés? Pt. 2

Problemas oculares

Con respecto a los ojos y visión, podríamos considerar dos problemas de tipo hereditario que son mencionados en El Libro Azul: Enfermedades oculares presuntamente hereditarias en perros de raza pura, del Colegio Americano de Oftalmólogos Veterinarios (ACVO, por sus siglas en inglés).

Atrofia progresiva de retina (APR): los signos generalmente se aprecian a partir de los cinco años de edad y ocasiona ceguera en el ejemplar que la presenta. Lo malo es que el cachorro y perro joven se observan sin problemas e incluso los reproducen, sin embargo, tiempo después, cuando se presentan los signos de la APR ya es tarde (ya hay descendientes con la información genética de esta enfermedad), por lo que se considera importante realizar un examen de oftalmológico de control de formal anual y el certificado definitivo a los cinco años de edad.

Membranas pupilares persistentes (MPP): para ello hay que explicar que durante la vida embrionaria de perros y gatos, no hay pupila, sólo el iris como una membrana completa, y casi al final de la gestación se empieza a formar, por lo que el iris (que es un conjunto de músculos y vasos sanguíneos) se va “desgarrando” para dar origen a la pupila. No obstante, en ocasiones estas fibras que se presentan no se eliminan y se adhieren, ya sea a la córnea o al cristalino, lesionándolos. A estas fibras se les conoce como membranas pupilares persistentes.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA