¿Puedo darle carne cruda y huesos?

Si eres dueño de un perro, seguramente te has preguntado cómo lo beneficia o afecta el consumo de carne cruda, si puede llevar una dieta sólo con este producto e incluso si los huesos que le ofrecemos de vez en cuando sirve para otra cosa que no sea entretenerlos.

Pues bien, aquí te tenemos algunos datos que te serán de gran interés:

Empecemos por lo simple, ¿se recomienda que tu cachorro coma carne cruda?

La alimentación con grandes cantidades de carne roja cruda, que es rica en fósforo, no es recomendable bajo ninguna circunstancia, pues puede dar lugar a un desequilibrio entre el calcio y el fósforo sanguíneos, donde resulta que dicho equilibrio es crucial para la vida.

El organismo, en su intento por restablecerlo, remueve calcio de los huesos, ocasionando debilidad y malformaciones óseas. A esa enfermedad la conocemos como hiperparatiroidismo nutricional secundario.

Además de eso, debemos tener en cuenta las posibles enfermedades que la carne cruda puede transmitir, no sólo al ingerirla, sino incluso con manipularla.

Afecciones como la tuberculosis, la brucelosis o la toxoplasmosis, son factibles de contraer si se usa carne de bovino; y salmonelosis si se trata de carne de ave. Incluso, las carnes TIF (Tipo Inspección Federal), no logran garantizar la inocuidad de sus productos.

¿Y qué sucede con los huesos?

Todos hemos escuchado que no es muy recomendable administrarles huesos de pollo, pero raro a la creencia popular, rara vez perforan un órgano interno, aunque sí pueden ocasionar estreñimiento.

Sin embargo, los huesos de cerdo, carnero o bovino, pueden perforar el esófago, permitiendo así que el alimento salga del tracto intestinal e ingrese a la cavidad torácica.

Great Dane puppy with bone in studio

¿Con qué productos alimentas a tu mascota?

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA