Preguntas frecuentes sobre la taurina en felinos

¿Taurina para tu gato?

La Taurina es un elemento dietético esencial para los gatos, ya que a diferencia de otros animales de compañía, ellos no pueden sintetizar concentraciones suficientes para cubrir sus necesidades metabólicas.

Este aminoácido se encuentra presente en muchos tejidos animales, pero no en vegetales, por lo cual el gato no puede sobrevivir con una dieta en la que se excluya la carne o croquetas con este elemento. 

¿Para qué la usan?

La taurina es un neurotransmisor, inhibidor y neuromodulador en el sistema nervioso central; interviene en la función y contractibilidad del miocardio y en muchos tejidos es osmoregulador y antioxidante.

Interviene en la producción de ácidos biliares, necesarios para la producción de bilis, la absorción de ciertas vitaminas conocidas como liposolubles y en la función digestiva.

¿Y si no la tiene?  

Si un minino no recibe taurina en su dieta, puede presentar un problema cardiaco conocido como cardiomiopatía dilatada, ya que el músculo del corazón no tendrá la fuerza necesaria para contraerse; del mismo modo puede presentar degeneración retiniana central y la consecuencia será ceguera.

También pueden presentarse problemas reproductivos como infertilidad, además de que su deficiencia promueve la reabsorción fetal o aborto, mortinatos o gatitos de bajo peso al nacimiento (si provienen de una madre que no tuvo aporte adecuado de taurina).

¿Dónde puedo conseguirla?

Como se ha mencionado, este aminoácido se encuentra en prácticamente la mayor parte de los tejidos animales, principalmente en la carne; las vísceras contienen este compuesto, pero en cantidad deficiente, de acuerdo con las necesidades de esta especie.

La leche materna es fuente excelente de taurina para los pequeñitos, pero en caso de orfandad o cuando la madre no pueda alimentarlos, se necesitará un sustituto de leche que contenga taurina, es decir, que haya sido elaborado específicamente para gatitos.

Es importante mencionar que la leche de vaca no contiene nada de este aminoácido, por lo que no es un alimento adecuado para ellos. Los suplementos con una fórmula que contenga leche de vaca, originarán una deficiencia del compuesto.

Para los casos en que ya exista deficiencia de taurina, se debe consultar al Médico Veterinario, el cual suplementará el aminoácido durante uno o dos meses en dosis adecuada; al mismo tiempo la dieta será corregida.

Es importante consultar al Médico Veterinario para que él sea quien recomiende el mejor alimento comercial, según la edad y las características de cada individuo.