Aún está muy estresado… mi perro no ha superado el sismo

¿Existe el síndrome postraumático en los perros? Sí y no se trata de una humanización: se han observado cambios conductuales en esta especie y otros animales que atravesaron por eventos traumáticos, desde abusos por parte de sus dueños o manejadores hasta, efectivamente, situaciones de desastre.

¿Qué conductas pueden presentarse?

  • Evitar las zonas en donde se dio el evento
  • Vocalizaciones como ladridos y aullidos excesivos
  • Orinar sin control, por ejemplo, cuando llega alguien a casa
  • Esconderse
  • Hipervigilancia: estado de mayor sensibilidad sensorial acompañado de una exageración en la intensidad de conductas cuyo objetivo es detectar amenazas, lo que lo vuelve más irritable de lo normal. También puede incluir un estado de mayor ansiedad, convirtiéndose en un “círculo vicioso” que puede causar agotamiento.
  • Reacciones “fuera de proporción”, como agresividad excesiva, búsqueda desmedida de contacto, reacciones impredecibles.
  • El lenguaje corporal también expresa miedo: cola entre las patas, orejas echadas hacia atrás, respiración acelerada.

El tiempo en el que el perro puede recuperarse de esta situación es variable; puede hacerlo de manera espontánea a los pocos días de haber atravesado por el trauma o disminuir su intensidad a las semanas, de manera progresiva. En otro escenario más complicado, el animal puede hacer crónico el problema, en el que alguno de los signos o todos los que presenta se agravan y requieren apoyo de un especialista (etólogo clínico veterinario).

Diagnóstico

Como cualquier desorden, se deben descartar todas las posibles causas que puedan producir ansiedad, agresividad y conductas mencionadas anteriormente, incluyendo posibles lesiones físicas que produzcan dolor (en este escenario la utilización de analgésicos debería de resolver el problema).  Análisis clínicos pueden ser necesarios, una vez eliminada alguna situación física o fisiológica, se procederá a reunir información en la que se ubique el evento que produjo el trauma original.

Tratamiento

El etólogo clínico recomendará por lo general terapias combinadas, incluyendo las de tipo conductual que modifiquen el comportamiento asociado al estrés postraumático, así como apoyo con medicamentos que ayuden a reducir la ansiedad y tranquilicen. Claro está, el tiempo y evolución de cada caso es muy diferente.

Es un hecho que los animales (nuestros perros en específico), son sensibles al entorno que les rodea, quizás más que nosotros. Sin embargo, la forma en que reaccionan a situaciones estresantes como son los desastres naturales, no dista mucho de lo que sucede con nosotros mismos. No minimicemos los cambios conductuales que observemos en ellos cuando hayan atravesado por una situación así: ansiedad y estrés crónico se traduce en sufrimiento. No dudes en acercarte a un especialista.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA