¡Evita accidentes en casa!

Uno de los problemas más comunes con los dueños primerizos es que su perro de compañía haga sus necesidades dentro de casa, convirtiendo este comportamiento en motivo de gritos innecesarios y correctivos poco prácticos.

Es por ello que a continuación te presentamos algunos consejos para evitar que tu amigo de cuatro patas convierta tu hogar en su baño particular:

 

  • Entrénalo:

 

El punto más sencillo y el más ignorado por muchos dueños. Un perro necesita tiempo para aprender en qué área puede o no hacer sus necesidades.

OJO, no hablamos de regaños cuando es cachorro, hablamos de darle una rutina diaria para que pueda salir a cumplir con sus necesidades sin prisas y con confianza. Te aconsejamos sacarlo al baño al despertar, después de comer, en su tiempo de juegos y antes de dormir; si trabajas y lo dejas solo mucho tiempo, entonces procura sacarlo antes de irte al empleo y sacarlo al volver.

 

  • No regaños, ni castigos:

 

En lugar de regañarlo cuando tiene un accidente, prémialo cuando haga sus necesidades en el lugar correcto. Se paciente y constante con tu animal de compañía y por ningún motivo lo golpees o le embarres la cara con sus desechos, eso sólo le enseñará a desconfiar de ti y a tenerte miedo.

 

  • Ayúdalo a ubicar el lugar correcto:

 

Si encuentras a tu perro haciendo en un lugar incorrecto, no le grites; mejor aplaude o usa el comando “NO” para llamar su atención y puedas llevarlo de inmediato al lugar indicado para que termine. Recuerda que debemos evitar las conductas crueles.

 

  • Limpia correctamente:

 

Si tu perro tuvo un accidente dentro de casa, elimina cualquier rastro de sus desechos para evitar que repita este comportamiento en el mismo lugar. puedes utilizar productos especiales de limpieza para ayudarte.

 

  • ¡Felicítalo!:

 

No hablamos de premios comestibles, nos referimos a felicitarlo con palabras en tono suave acompañadas de caricias que lo ayuden a reforzar su comportamiento de manera positiva.

Estamos seguros que con estos sencillos consejos el comportamiento de tu cachorro cambiará para bien de todos, incluyendo tus muebles y alfombras.