Muy linda tu…¿Gallina de compañía?

En nuestro país las gallinas y gallos han fungido con dos propósitos, ser proveedoras de alimento, carne y huevo, y últimamente como animales de compañía no convencionales.

Pero, ¿te has imaginado teniendo una de estas mascotas?

A continuación te presentamos algunos datos que podrían resultar de interés si estás pensando en adquirir uno de estos animales.

Características

La gallina doméstica es una especie noble y territorial, que se toma muy en serio el papel de la jerarquía, por lo que será difícil sumar nuevos miembros a una parvada formada previamente.

Las agresiones en los corrales son una conducta natural que puede intensificarse si no se cuenta con el alimento necesario o el espacio.

Su carácter nervioso detona en los cambios o cosas nuevas, lo que puede provocarles estrés; por eso es importante adaptarlas gradualmente, desde jóvenes, a una variedad de alimento, son omnívoras especializadas en granos y semillas, y en la actualidad encontramos alimento específico para ellas.

Si la queremos mantener como animal de compañía es importante ofrecer una dieta balanceada para evitar el sobrepeso.

Suelen guiarse mucho con la luz natural del día; los gallos cantarán diariamente cuando sale el sol, dato importante saber si queremos adquirir un macho como mascota; y todos empezarán a quererse resguardar en cuanto éste se empieza a ocultar.

Ambiente

Una casa de noche o gallinero con nido o cama a base de material natural es lo ideal, sin descuidar que la limpieza se tiene que realizar a diario, ya que son pequeñas aves que defecan todo el día. El mantener un nido limpio prevendrá muchas enfermedades.

Hay que ofrecer agua limpia y fresca y alimento fresco diariamente en un comedero y bebedero especial para aves.

También es importante la exposición directa de rayos solares con opción a sombra y agua siempre disponible, evitando cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire.

El gallinero deberá contar con un sustrato de orgánico para evitar problemas de patas; un jardín puede ser la opción si no extrañamos el pasto, ya que estas glotonas aves no tardarán en devorarlo por completo; mover el sustrato de manera diaria o cada tercer día ayudará a refrescarse y evitará la formación de hongos y/o bacterias.

Las gallinas pueden ser mascotas bastante agradables, una compañía de más de 10 años si nos adaptamos a sus necesidades.

Para conocer un poco más y asesorarnos en cuanto al ambiente adecuado y la dieta correcta lo mejor será acudir con un veterinario especialista en aves.