¿Qué necesita el recién llegado?

Por M.V.Z. Esp. Maritere González Lama

Sin importar si ya tienes mascotas en casa o no, la llegada de alguien nuevo implica algunos aspectos que debes considerar antes de llevarlo a casa, aquí te dejamos los cinco aspectos básicos para que comiencen la mejor vida juntos.

Alimentación: lo ideal es tener en casa el alimento adecuado para el recién llegado, según la etapa en la que se encuentre podría ser de cachorro, adulto o, si es necesario, un alimento especial. De ser posible, averigua antes qué marca o presentación consumía para continuarla o reemplazarla paulatinamente y evitar algún trastorno gastrointestinal. Recuerda que siempre debe tener agua fresca.

Si ya vive otra mascota en casa, prepara platos de comida para cada uno, esto evitará conflictos, preferentemente el recién llegado debe tener platos nuevos, al menos al principio, y el lugar de comida para cada uno debe ser claro.

Educación: desde el momento en que llega a casa la nueva mascota empieza la educación, no es necesario ser rudo o infundirle miedo, basta con que no se le dé atención o caricias para que aprenda que va por buen o mal camino.

Siempre es recomendable que el nuevo reciba un entrenamiento básico, sobre todo los cachorros o los adultos a que no saben cómo actuar dentro de una casa, puede acudirse con un entrenador, leer un buen libro sobre comportamiento o seguir los consejos generales del Médico Veterinario.

En dónde y qué: al llegar a la nueva casa se debe tener ya asignado el lugar donde la mascota podrá orinar y evacuar. Si es cachorro, al inicio deben ser espacios cercanos donde duerma y juegue y con el tiempo recorrer hacia el lugar deseado. Si es adulto se recomienda dar paseos varias veces al día. Sería bueno que el primer lugar que explore o conozca al llegar a casa sea precisamente éste. 

Debe contar además con un espacio asignado donde dormir, una cama o cobija especial y, al menos inicialmente, que no comparta con algún congénere. Hay que tener una correa y collar para los paseos, así como una placa de identificación que incluya los datos claros del propietario. Algunos juguetes evitarán que muerda otros objetos de la casa o entre en conflicto por el de otra mascota.

Compañía y ejercicio: necesita compañía de su nueva familia, si no se tiene suficiente tiempo disponible, es mejor valorar si llevarlo a casa es la mejor decisión. Hay que considerar su tamaño, raza y edad para saber si se tendrá el tiempo adecuado para acompañarlo y cubrir sus necesidades de actividad física. Los problemas que se desarrollan por no atender esto pueden ser ansiedad por separación, comportamientos destructivos u otros.

El veterinario: se debe elegir con anticipación quién lo atenderá, ya sea para continuar con el calendario de vacunación, para revisarlo o atenderlo en caso de enfermedad. Es recomendable una plática previa con su veterinario para estar preparados y resolver dudas e inquietudes.

Con todos estos sencillos consejos se podrá iniciar una de las relaciones que más proporciona calidad de vida y felicidad al ser humano: el tener la compañía de una mascota equilibrada y feliz.