Tres conductas caninas muy extrañas

Muchas veces observamos actividades, hábitos u ocurrencias en nuestros perros que llaman especialmente nuestra atención, a veces nos resultan chistosas o curiosas, en otras ocasiones incómodas o nos llegan a preocupar.

En esta ocasión explicaremos algunos comportamientos peculiares, pero que en realidad son comunes y normales:

Besos en la cara

Todos los perros lamen, lo hacen al saludarse y para mostrar afecto, como herencia de sus antecesores los lobos.

Los perros nunca dejan de mostrar este comportamiento, aunque la frecuencia e intensidad con la que lo hacen disminuye considerablemente al ir madurando.

Es una parte importante de la socialización y la creación de lazos afectivos.  

¡Corre tras los autos y bicicletas!

Los perros no han perdido del todo sus impulsos cazadores. De hecho este tipo de impulsos se utilizan para entrenarles como perros pastores, de guardia y protección.

La atracción a pelotas y juguetes en movimiento está asociada con el instinto de captura de presa. Lo mismo sucede en el caso de los coches y las bicicletas.

¡Come heces propias y de otros animales!

Hay etapas en la vida de los animales en que la coprofagia (el término correcto para esta situación) es normal; las perras al estimular el esfínter de sus cachorros para que orinen y defequen come sus heces, o para mantener el nido limpio mantienen el hábito comiendo las heces directamente del suelo.

Hay algunas teorías que sostienen que la coprofagia y el restregar el cuerpo con heces de otros animales tienen como objeto “esconder” el olor propio para no ser detectado por posibles presas.

Fuera de estos posibles escenarios en que consideramos normal esta situación, la coprofagia se asocia también a problemas de aburrimiento, deficiencias nutricionales, y otros que debes consultar con tu Médico Veterinario.

Esperen la parte dos de esta nota.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA