Cuidados generales para reptiles de compañía

Cada animal de compañía requiere de cuidados y atenciones diferentes, por lo que es deber de un dueño responsable informarse sobre cómo brindar una mejor calidad de vida

Es por ello que a continuación les presentamos algunos puntos a considerar para ser el mejor dueño de un reptil:

Sé responsable:

Es sumamente importante saber que los reptiles son animales longevos y que si no contamos con tiempo, espacio, presupuesto inicial y de mantenimiento y un lugar para dejarlos a salvo durante nuestras vacaciones, no será la mascota ideal para nuestro estilo de vida. Si encontramos la solución a todo lo anterior, entonces podemos adquirir un reptil.

Su espacio:

Antes de empezar con las compras debes tener presente las necesidades de espacio de tu mascota para que pueda realizar sus actividades con normalidad. El tamaño del terrario o jaula dependerá de la especie que adoptes, aunque te aconsejamos que sea lo más grande posible.

Una buena alimentación:

Los reptiles tienen una alimentación variada, muchos de ellos son herbívoros estrictos y otros son carnívoros. Pero también existen reptiles que dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentren pueden ser omnívoros y después herbívoros en su adultez, como en el caso de la tortuga orejas rojas.

La importancia de conocer sus hábitos alimenticios radica en la calidad de vida que le ofreceremos, ya que teniendo una alimentación adecuada gozarán de salud y vivirán bien por mucho tiempo.

Un buen hábitat:

Nada mejor que un buen espacio para hacerlo sentir cómodo y sin estrés. Aunque los reptiles no disfrutan de pelotas, pueden tener accesorios como ramas, troncos y lazos que los mantendrán activos durante mucho tiempo.

No olvides al veterinario:

Las visitas al Médico Veterinario deberán realizarse cada seis meses para monitorear el estado de salud y el peso de nuestra mascota, entre otras cosas. Es importante localizar a un Veterinario que sea experto en reptiles quien nos sabrá aconsejar y dar el mejor tratamiento en caso de que nuestra mascota enferme.

¿Cómo consientes a tu reptil de compañía?