¿Cómo le digo adiós a mi ave de compañía?

Uno de los momentos más difícil para un dueño es cuando tiene que despedirse de su animal de compañía, y es que sin importar la especie de la que hablemos, se trata de amigos que benefician toda nuestra vida.

En el caso de animales independientes y activos como las aves, es importante saber cuando ya no podemos ofrecerles una buena calidad de vida por su edad, es decir, aquella etapa en la que no podrá alimentarse, desplazarse, volar, orinar y defecar sin ayuda.

De acuerdo a Médicos Veterinarios capacitados en la materia, lo mejor en estos casos es considerar la eutanasia, pensando en que no queremos darle más sufrimiento al animal.

La edad máxima que puede alcanzar un ave depende de la especie: los canarios en cautiverio pueden vivir hasta 14 años, y algunos loros hasta 80 años. Estas edades disminuyen significativamente en un ave en vida libre.

Una correcta alimentación y buen ambiente, mantendrán a nuestra ave activa físicamente y mentalmente saludable. Si desde el inicio la habituamos a una sana alimentación podremos prevenir enfermedades o patologías que afecten su longevidad: los malos hábitos siempre cobran factura y se traducen en enfermedades.

Aunque depende de las condiciones y alimentación que haya tenido en su vida, los padecimientos más comunes en la edad adulta de un ave son: enfermedad hepática, obesidad, artritis, cataratas y enfermedad cardiaca.

Las enfermedades respiratorias también llegan a presentarse con mayor frecuencia por cambios bruscos de temperatura o corrientes de aire.

¿Le has dicho adiós a alguno de tus animales de compañía?