¿Adoptar o no adoptar?

Adoptar a un animal de compañía es una acción que debe pensarse con detenimiento, ya que implica responsabilizarnos de una vida que nos necesita de lleno para ser feliz.

Por ello, es muy importante que antes de ir a un albergue o a la tienda de mascotas,  analicemos algunos puntos para ver si estamos aptos para recibirlo en casa.

Te gustan los animales

El hecho de que a ti y a tu familia le gusten los animales es determinante, de esta manera serás empático con el animal y procurarás tratarlo como a ti te gustaría ser tratado.

Tienes el tiempo

No nos engañemos, un animal de compañía necesita de tiempo para adaptarse a un nuevo hogar y para aprender las conductas correctas. Un animal al que no se le dedica tiempo para cubrir sus necesidades sociales o fisiológicas se convierte en un problema.

No le faltará nada

Es tu responsabilidad asignar un presupuesto al bienestar de tu mascota, recursos para cubrir sus necesidades: alimentación, medicina preventiva, emergencias, juguetes, entre muchos otros gastos. Toma en cuenta que, según estudios, el gasto aproximado al adoptar un perro puede superar los 3 mil 500 pesos.

Tienes el espacio

Asegúrate de que en el lugar en donde vives se admiten perros y que los vecinos no tienen ningún problema; todos deben de estar de acuerdo en que el animal llegue a casa, porque cuando tú no estés serán ellos los que quedarán a cargo.  

Eres un dueño disciplinado

Ser claro y constante en las reglas que el animal deberá respetar para evitar problemas de comportamiento. Respetarás sus horas de comida, paseos, y estarás ahí siempre que lo necesite.

¿Estás listo para adoptar un Animal de Compañía?

 

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA