Cinco preguntas sobre conejos enanos

El ritmo de vida actual y el poco espacio que tenemos en casa nos ha llevado a buscar animales de compañía de menor tamaño que un perro o un gato, es decir, especies no convencionales que se acoplen mejor a nuestras necesidades.

Este es el caso de los conejos enanos, animales que poco a poco han ido ganando popularidad entre los dueños. Aquí algunas preguntas básicas para conocerlos mejor:

¿En realidad son enanos?

No, el hecho de que sean enanos significa que no crecerán como un conejo normal, es decir, no llegará a los 5 kilos de peso estándar de algunas razas; sin embargo, un conejo enano adulto puede alcanzar 2 kilos sin mayor problema.

¿Comen menos que un conejo normal?

Falso. Como otros animales de compañía en el mercado, esta raza de conejos necesita una dieta adecuada basada en fibra  y complementada con vegetales y alimento comercial para su crecimiento y bienestar, por ello es necesario estar en contacto con un veterinario que pueda guiarte.  

¿Necesitan menos atención?

Tampoco es verdad, el hecho de que sean pequeños no significa que requieran de menos cuidados o que sean menos demandantes. Al igual que cualquier animal, debemos de estar siempre observándolos.  

¿Cuáles son sus enfermedades más comunes?

Son las mismas que en los conejos de otras razas y tamaños, y por lo regular están asociadas a la alimentación. Si llevan una mala dieta con fruta y vegetales que les causen mucho gas, pueden tener distensión abdominal y un cólico que pongan en riesgo su vida.

¿Son más propensos a desarrollar problemas congénitos?

Un conejito enano resulta de la selección de individuos con ciertas características, en este caso su tamaño pequeño. Esta selección favorece la consanguinidad y más si no se tiene un adecuado programa de reproducción.

Los problemas más frecuentes encontrados en los conejos enanos son problemas de tipo dental, como la maloclusión (mordida dispareja). Las visitas al veterinario serán de gran ayuda para detectar estos problemas a tiempo, tratarlos y ofrecer a nuestra mascota una excelente calidad de vida.

¿Listo para tener un conejo enano?