Consejos para bañar chinchillas

Debido a su fino y abundante pelaje, las chinchillas no pueden bañarse con agua; ya que de hacerlo podrían exponerse a hongos, enfermedades cutáneas o pulmonares. Por esta razón, se debe limpiar a estos roedores con arena especial que simule la arena volcánica de su hábitat natural .

Estos baños forman parte de su rutina de limpieza semanal y de no hacerlo se perjudicaría su salud y felicidad.

A continuación algunos prácticos consejos:

*Debes limpiar a tu chinchilla un mínimo de 2 a 3 veces por semana, puedes hacerlo diariamente si el ambiente es muy húmedo.

*Procura usar un recipiente especial con una capa de arena entre 3 y 5 centímetros para que tu mascota pueda revolcarse sin ningún problema.

*De preferencia baña a tu mascota durante la tarde o su periodo de más actividad.

*No lo molestes mientras se baña, recuerda que es un animal reservado.

*Revisa sus ojos y piel después del baño para notar algún tipo de irritación.

*De notar algún problema con su piel, cambia la marca de la arena, nunca utilices arena playera.

*Puedes reutilizar la arena varias veces, para ello usa un colador para eliminar los restos de piel muerta o restos de orina.  

*No dudes en ver a tu Médico Veterinario de cabecera de ser necesario.

¿Estás listo para bañar a tu mascota?