Sobreprotección en razas pequeñas

 

Los perros de talla pequeña se han hecho muy populares en los últimos años gracias a su apariencia simpática y la facilidad para mantenerlos en departamentos o casas pequeñas.

El hecho es que las tallas “mini” despiertan un instinto de protección en nosotros que puede perjudicar la relación con otras personas e incluso con otros animales.  

Erróneamente se cree que los perros pequeños deben ser protegidos de todo y de todos, pero al igual que con cualquier otro perro o humano, el aislamiento sólo crea individuos con deficiencias importantes en sus habilidades sociales, cuya rehabilitación suele ser casi imposible.  

Estas deficiencias usualmente encuentran su raíz en el miedo, ya que ante todo aquel estímulo no experimentado en la infancia se crea temor, el mismo temor que provocará que el animal prefiera huir en vez de curiosear y que lo hará agredir para defenderse de supuestas amenazas.  

Un punto esencial a entender es que los perros pequeños son así sólo en tamaño; por dentro su esencia, impulsos, instintos, su forma de comunicarse y su capacidad cognitiva son exactamente iguales que cualquier otro perro de otra talla.  

Por ello hay que entender que al igual que otros perros, los de talla pequeña tienen derecho a las mismas libertades y a aprender las pautas de convivencia necesarias para interactuar dentro y fuera de casa.

¿Tu cachorro sufre de sobreprotección?