Enseña a tu gato a pasear con correa

Aunque muchos duden que un gato pueda ser entrenado, es muy posible, siempre y cuando se entienda cómo piensa nuestra mascota, observarlo con mucha paciencia y tener la perseverancia suficiente para alcanzar la meta final.

Por ejemplo, ¿has pensado que puedes entrenar a tu gato para sacarlo a pasear con correa?

Así es, el entrenamiento para andar con arnés y correa es práctico para un gato aunque muy diferente a salir con un perro, en especial porque un gato requiere tiempo para detenerse, mirar, escuchar, olfatear y sentirse confiado.

Aquí algunos consejos para comenzar con su entrenamiento:

Arnés cómodo: Para comenzar es necesario que acostumbres a tu mascota a un arnés suave y liviano. Asegurate de que antes de usarlo tenga unos días para olerlo e investigarlo; de esta manera poco a poco podrás deslizarlo sobre su cabeza por unos segundos hasta que se acostumbre.

Es importante que para este tipo de entrenamiento no lo obligues a actuar hasta que a él le parezca, si rechaza el arnés abandona tus intentos por un momento y vuelve a tratar más tarde.

Hora de la correa: Una vez aceptado el arnés ponle la correa y deja que la arrastre hasta que se sienta cómodo, después toma la correa y síguelo por la casa. Este proceso puede llevar días o incluso semanas.

Te aconsejamos que durante el adiestramiento uses solamente recompensas (igual que con otro tipo de entrenamientos) para reforzar de manera positiva su buena disposición.

Una vez que tu animal de compañía no tenga inconvenientes en usar su correa, sácalo a pasear en momentos tranquilos, dale sólo órdenes que ya conozca y no jales la correa más de lo necesario.

Los gatos son animales hermosos e independientes, y aunque no lo parezca, también entrenables… siempre y cuando les dediquemos un poco de tiempo y esfuerzo para que logren cosas maravillosas.