¿Cómo se entrena a un perro de trabajo?  

Mucho se ha dicho sobre los perros de trabajo en los últimos tiempos, sobre todo después de los sismos ocurridos en nuestro país el año pasado en algunos estados de la república, sin embargo, aún existen muchas dudas sobre el entrenamiento de estos canes.

Como hemos dicho en diferentes ediciones de nuestra revista, el adiestramiento de un perro de trabajo consiste en diversas etapas en las que se crea una atracción de posesión entre el perro y un juguete acorde a su talla, y que más adelante asociará con un aroma específico (dependiendo de la tarea a la que sea canalizado).

De igual forma se pone al perro en situaciones que recreen a supuestas víctimas en peligro para ser salvadas con velocidad y eficacia.

Además de estos ejercicios se trabajan habilidades específicas que agudizan los sentidos del los perros e incrementan sus capacidad para tomar decisiones en condiciones específicas.

Y eso no es todo, por si fuera poco se entrena al perro para actuar correctamente con su manejador certificado y formar una dupla adecuada para actuar en las tareas asignadas.

Cabe aclarar que un manejador y un entrenador no cumplen con las mismas funciones, siendo el entrenador el responsable de formar los binomios (duplas) entre los canes y sus manejadores, mientras que  los manejadores son personas capacitadas para desempeñarse correctamente con los canes.

Siendo así se debe de entender que un perro puede tener más de un manejador, aunque lo recomendable es que cada manejador tenga su propio ejemplar de trabajo para evitar confusiones en el animal.

Es así como en caso de emergencias reales, los perros de trabajo son capaces de seguir olores, encontrar víctimas y alertar a sus manejadores para actuar de la mejor manera y llevar a cabo los rescates.

¿No te parece increíble la labor de estos valientes canes?

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA