Consejos contra la mala conducta

Si tienes o has tenido mascota en el pasado, seguramente te has enfrentado a algún comportamiento problemático frustrante y que además, es reflejo de la ruptura en la comunicación entre tú y tu perro.

Es importante saber que todos lo problemas de conducta tienen solución, siempre y cuando se conozca el origen de cada comportamiento, los cuales pueden obedecer al instinto del perro o derivar de algún trastorno o enfermedad.

Por ejemplo, el ladrido. Los perros se comunican a través de sonidos como gemidos, gruñidos y ladridos, ya sea como señal de juego o reflejo ansiedad; pero si se presenta para llamar la atención, puede convertirse en un problema no sólo para el dueño sino para todos con los que se relaciona.  

La solución a este problema es detener el refuerzo de esta conducta y recompensarlo cuando no vocalice. Ignóralo cuando ladre y se constante con su entrenamiento.

Otro de los problemas más comunes es que nuestro animal de compañía monte a otras mascotas e incluso a algunas personas, lo cual se relaciona con el establecimiento de relaciones jerárquicas y el control social.

en este caso, una solución práctica es marcar límites y hacer notar que el líder del “grupo” eres tú; esto se aplica usando la correa y dándole comandos claros como “No” y “Siéntate”, no es para nada aconsejable el uso de violencia.

Por último, pero no menos importante, hablaremos de cuando nuestro cachorro nos pide comida en todo momento; lo cual refleja una ingestión de alimento no controlada detonada por la “humanización” del propietario.

Para este tipo de conductas se recomienda ignorar cualquier petición del perro, regular sus horarios de alimentación y ser conscientes de que siempre se puede volver a “caer en sus garras”.

¿Qué otros problemas tienes con tu cachorro?

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA