Consejos para dueños primerizos

Un perro depende por entero de su dueño para sobrevivir y su vida es muy corta cuando se convierte en tu mejor amigo, por lo que en vez de pensar que es un compromiso por unos 15 años, debes tener en cuenta que el tiempo para consentirlo podría pasar muy rápido.

Es por ello que hemos decidido darte algunos consejos para convertirte en el mejor dueño primerizo:

  • Elige un perro adecuado a tu estilo de vida: Por muy adorable que sea un perro activo, no tiene caso que tengas uno si no te gusta ejercitarte; o que tengas una raza grande y fuerte, si tu carácter es demasiado apacible y no tienes el temperamento para saber manejarlo. El perro va a ser tu compañero, no tu enemigo ni una carga para ti, así que si no eres la persona adecuada para él, no tengas ese tipo o raza de perro.

 

  • Busca información sobre la raza que te interesa: Investiga en libros y publicaciones sus características de comportamiento, estética, salud, ejercicio, necesidades de dieta, estándares e historia.

 

  • Adopta: Sí, los perros de raza tampoco están exentos al abandono y no es raro que acaben en albergues o antirrábicos. En redes sociales hay agrupaciones y páginas para adoptar. ¡Dale una segunda oportunidad a un animal que necesita una familia!

  • Compra sólo a criadores serios: Si te inclinas por la compra, evita a los vendedores de la calle o los que se anuncian en carteles; busca criadores serios, registrados, que puedan asesorarte sobre la raza y garanticen la salud del ejemplar.

 

  • Haz un presupuesto: Según tus ingresos, reserva una cantidad de dinero para gastos fijos como la alimentación de tu mascota, gastos ocasionales como collares, correas o una cama y a gastos periódicos, es decir, vacunas y desparasitaciones.

 

  • Administra bien tu tiempo: Muchos perros son abandonados porque sus dueños no tienen tiempo para ellos. No dejes a tu animal solo por muchas horas , no es sano para él y desarrollará conductas destructivas. Sea un patio pequeño o un enorme jardín, si no interactúa contigo, ten por seguro que la pasará muy mal.

 

  • Protégelo de las enfermedades: Esto aplica a salud preventiva, enfermedades y accidentes; de antemano debes contar con un veterinario serio y profesional que te asesore, para garantizar la salud de tu animal por muchos años. Busca información sobre entrenadores y etólogos profesionales en caso de que lo requieras.

 

  • Disfruta a tu amigo animal: Tu perro es un reflejo de tu personalidad: disfruta de sus manías, incluso de sus defectos; cuando un perro realmente te encanta, amas incluso esto. Sal con él de paseo, cuéntale tus cosas, pasen tiempo juntos, hazle cariños. Diviértete. Ámalo.

¿Te fueron útiles estos tips? ¡Compártelos con más dueños!