El Gallo Bankiva: un ancestro muy salvaje

Según diversos estudios, el ancestro salvaje de las razas domésticas actuales de gallinas no es otro que el gallo bankiva, un animal proveniente de Asia que en la actualidad se encuentra en diversas partes del mundo.

A continuación algunas de sus características:

 

  • Tienen colores vibrantes

 

Esta raza de gallos presenta un dimorfismo sexual muy marcado, los machos pueden alcanzar los 70 centímetros de alto y las hembras cerca de los 45 centímetros. Tienen una combinación de colores vibrantes entre los que sobresalen el rojizo, dorado y verde oscuro.

La cresta prominente de los machos es de un rojo muy intenso y tienen espolones muy afilados; y las hembras son de un color marrón oro mate, con la cara parcialmente desnuda y sexualmente maduras al año de vida.

 

  • Ponedoras de huevos

 

Tras la fecundación las hembras pueden poner de 10 a 12 huevos que entierran en el piso para incubarlos durante 21 días con hojas y ramas.

 

  • Se alimentan de todo cuanto quieren

 

Al igual que todas las gallináceas, estos animales son omnívoros que pueden alimentarse de todo cuanto quieren, como semillas, frutas, insectos y lombrices.

 

  • ¿Cómo tener una?

 

El espacio mínimo requerido para cuatro ejemplares (un macho y tres hembras) es de 7 a 8 metros cuadrados, contar con un área techada, piso suave y firme, además de tener alimento en comedero y agua fresca de bebedero para evitar ensuciarla.

  • Está en peligro de extinción

En la actualidad el gallo bankiva está en peligro de extinción en vida libre, mientras que en cautiverio es difícil encontrar ejemplares puros debido a la consanguineidad que se presenta. Su hábitat natural son los bosques, así como selvas y matorrales, sin embargo, la urbanización ha disminuido parte de su territorio, desapareciendo los biotipos naturales.