5 Consejos para bañar a tu perro

Evita que la hora del baño se convierta en una pesadilla.  

El momento llegó. Luego de evitar por varios días bañar a tu perro, la situación se ha vuelto inevitable; te resistes de marcar a la estética canina… ¡Qué comience el juego!

Pero tranquilo, no todo está perdido.

Hemos preparado para ustedes algunos consejos que evitarán que la hora del baño de nuestro animal de compañía se convierta en verdadero dolor de cabeza:

 

  • Busca el lugar perfecto

 

Contempla muy bien tus opciones, el jardín, el patio, la azotea del edificio o incluso la regadera pueden ser buenos lugares para bañar a tu can, siempre y cuando se tengan llaves de agua, un buen espacio para maniobrar y pocas rutas de escape.

 

  • Prepara todos sus accesorios

 

Si tu perro es muy inquieto puedes contemplar el uso de un collar y correa para ayudarte a sostenerlo mientras lo limpias. Se recomienda que ambos accesorios sean de tela.

 

  • Usa el producto perfecto

 

No utilices shampoo para humanos en tu mascota, su PH es diferente al nuestro y podría presentar resequedad en la piel o un daño serio en su pelaje. Encuentra el producto perfecto para él y haz que disfrute del momento con un gran masaje relajante.

 

  • Trátalo con cariño

 

Como mencionamos en el punto anterior, el baño debe ser una actividad placentera para nuestra mascota, y por ello, se debe estimular su buen comportamiento con palabras cariñosas (incluso si te mojó con sus sacudidas).

 

  • ¡Cuidado con el secado!

 

Una toalla pachona siempre es una buena opción para secar tu perro, pero si lo que quieres es rapidez, entonces puedes optar por una secadora con termostato graduable que además de evitar quemaduras, será muy útil para el momento del cepillado.  

¡Manos a la obra!

Recuerda que el baño en los perros no debe ser muy seguido para evitar que pierda aceites naturales que protegen su piel; se recomienda darle un baño cada mes o mes y medio.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA