10 reglas básicas para entender a los gatos

Yuki Hattori es un veterinario japonés que ha escrito 14 libros, recibe consultas como si fuera peregrinación y se ha convertido en el gurú felino moderno.

“El mesías de los gatos” ocupa mucho de su investigación en observar a los felinos y de ahí obtener sus predicciones sobre comportamiento.

“Los gatos tienen un aire misterioso y en ocasiones pueden parecer distantes e impredecibles. Es probable que esta reputación surja del hecho de que viven sus vidas a su propio ritmo y pueden ser tercos”, escribe Hattori. “Pero en realidad, los gatos son criaturas en extremo sensibles que expresan una multitud de sentimientos mediante su lenguaje corporal\”.

\"\"

10 reglas básicas para entenderlos

De su último libro, best seller internacional, el veterinario comparte lo que para él son reglas iniciales para convivir en armonía con ellos:

1) Tómate tu tiempo para aprender los secretos de la vida del gato. Por ejemplo, diferencias con los humanos, como que tienen un oído lo suficientemente agudo para registrar la pisada de una hormiga.

2) Trata de comprender el estado de ánimo del gato. Básicamente prestando atención a los maullidos y al lenguaje corporal.

3) Recuerda que algunos de los alimentos y los aromas que les gustan a los humanos son dañinos para los gatos. Eso incluye plantas comunes y aceites esenciales.

4) Vigila a tu gato, de manera tal que puedas detectar el más leve cambio en su conducta. A veces eso indica que necesitan ver al veterinario.

5) Nunca te enojes si el gato quiere marcar su territorio en tu casa. Para eso utiliza la orina y el rascado de objetos.

\"\"

6) Bríndale a tu gato un lugar de descanso en altura o una esquina escondida. Se sienten seguros cuando están altos o en un espacio estrecho.

7) Ten consciencia de los peligros que tu gato puede enfrentar si le permites salir. Un gato de interior tiende a vivir tres años más que los gatos que salen.

8) Para ayudarlo a evitar lesiones o enfermedades, cuida su higiene. Esto incluye cepillar su pelo, cortar sus uñas y llevarlos al veterinario para una limpieza dental.

9) Juega con tu gato a su gusto. Sobre todo si es de interior, para que haga ejercicio.

10) En lo posible, reserva dinero para cuidarlo. A lo largo de los años, el buen alimento y el buen cuidado es costoso.

\"\"

La filosofía del gurú

La forma de pensar de Hattori ha resultado muy fresca y la forma en que responde a los cuestionamientos de sus seguidores resulta en una nueva oportunidad para comprender al gato, desde otro punto de vista.

¿El gato arma un escándalo para que el humano le abra la puerta, y cuando lo logra se queda sentado mirándolo, en lugar de salir? “Quizá no le gustaba la puerta cerrada”, explica Hattori. “O quizá quiere salir con la persona, y la persona no lo hace”. Una persona es, desde el punto de vista de un gato, un minino grande, al que hay que enseñarle cosas. Por eso, por ejemplo, juega con sus objetos pequeños, como un broche de ropa: para enseñarle a cazar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *